Como Preservar las Carnadas


Una gran variedad de carnadas se usan para la pesca en agua salada, sea para pescar al curricán o al fondo. La apariencia, olor y sabor de una carnada fresca no tiene comparación al obtener resultados consistentes. La preservación es una manera de preparar y guardar las carnadas hasta el momento de uso y es un proceso básico y de pocos materiales.

Para preservar su carnada y ahorrar dinero, debe prepararlas en una manera que sean duraderas y mantengan su frescura y apariencia. Cuando sala las carnadas, estas preservan su color natural, textura, olor y también las endurece en una manera cual ayudara a mantenerlas en el anzuelo largo tiempo.



Primera Manera: se recomienda para carnadas frescas acabadas de pescar.

Necesita primero hacer una salmuera usando agua salada o agua fresca, sal, bicarbonato y hielo. Esto lo mezcla en una nevera pequeña, primero agregando el hielo, después suficiente agua para que cubra el hielo. Añada la misma cantidad de sal y bicarbonato (baking soda). Mientras más sal la carnada se mantendrá mas firme, muy poca y se puede desbaratar. La sal mayormente las seca absorbiendo la humedad y el baking soda (bicarbonato) preserva su color. Mezcle bien esta salmuera y espere unos minutos para sumergir sus manos en esta mezcla, solo podrá aguantar el frio por unos segundos si la mezcla esta correcta, cuando lo hagan entenderán lo que les digo. Ahora puede sumergir sus carnadas en esta mezcla de agua salada fría por unas cuantas horas hasta que estén bien rígidas. No deje que esta mezcla se les agüe demasiado, vacié un poco de agua manteniendo suficiente hielo y sal.

Después que las saque las puede empacar en diferentes maneras, una es en paquetes usando una maquina de vacío. La otra manera es usando bolsas ziplock de galón, para esto llene la bolsa más o menos por la mitad de carnadas y échele sal. Cierre la bolsa y sacúdala para que toda la sal se riegue por las carnadas. Guarde las bolsas en el congelador.
 

Segunda Manera: se recomienda para carnadas empacadas congeladas.

Añade sal a un cubo de 5 galones, cubra el fondo completo como una pulgada. Ponga la carnada bien ordenada en fila una al lado de la otra hasta llenar el espacio y cúbrala completa de sal como 1 pulgada por arriba. Siga agregando carnadas y tapándolas con un manto de sal. Este proceso lo sigue repitiendo hasta tener ¾ del cubo lleno. Deje el cubo en un lugar donde no se mojara por 4 días más o menos dependiendo del tamaño de carnada. Todo los días revise el cubo si tiene agua en la superficie y vacié el agua lo suficiente sin molestar las capas de sal y carnadas. Cuando este proceso se cumpla eche las carnadas en una bolsa de ziplock con sal y congélelas. Esta manera es muy buena para los machuelos que vienen en cajas congelados, los puede cortar en trozos antes de salarlos.

Ustedes escojan cual proceso les he mejor, de cualquier manera alargara el uso de su carnada y su presentación será mas aceptada.



Como preservar las carnadas