Pargos y Aguajies

El plan era de salir a pescar específicamente la especie deseada, el Pargo. Preparamos los avios la noche antes. Hay muchas carnadas que se pueden usar para el Pargo y esta vez decidimos llevar sardinas vivas, escribanos (ballyhoo), y las macarelas que pesque el otro dia. Mi amigo James y yo salimos bien temprano y a los primeros rayos de luz encontramos la carnada viva que estábamos buscando. Con unas cuantas tiradas de la tarraya llenamos el vivero y enseguida nos dirigimos hacia el canto del beril. La idea era pescar al garete buscando la picada. Soltamos dos avios de Pargo hacia el fondo, uno con macarela y el otro con sardina viva. No pasó mucho tiempo y teníamos la primera batalla en mano. Poco a poco para arriba hasta llegar a ver color rosado, coronamos, nuestro primer pargo del dia. Así siguió la picada usando los filetes de macarelas cual fue la carnada que se destaco entre todas de las que llevamos. Después de tres pargos en la nevera la cosa se puso muy interesante. Tremenda picada y ahora si estoy en el medio de una batalla que me doblo la vara completa en U. Le doble la cabeza y lo levante del fondo, pero esta pelea no se acababa y se seguía fajando bien hasta mas aya de media agua. Mordiéndome casi la lengua de la fuerza que estaba haciendo le digo al socio “esto debe ser un Aguaji” .Pronto así lo comprobamos cuando rompió la superficie aquel ejemplar. La alegría fue sabor dulce y agrio ya que teníamos que soltarla por estar en veda hasta Abril 31. La acción fue dinámica con todas las batallas que tuvimos, igual con tres bestias que no pudimos parar que nos partieron y una se encuevo. En total pescamos 7 Pargos (Mutton snappers) de 5 a 10 libras, 7 Aguajis (Black Groupers) de 15 a 35 libras. El último Aguaji fue el más grande y le dio tremenda pelea a James. Lo trabajo perfectamente hasta que rompió la superficie como un submarino, que bestia este pescado, digo 35 libras, pero tiene todas las de tener 40 libras. Revivimos todos los pescados que soltamos practicando también el método de ventilarlos o sacándoles el aire con la jeringuilla especifica para esa función. James fue tremendo parna de pesca, poniendo todo lo que hablamos en practica, hicimos buen equipo y por eso la pesca fue exitosa. En resumen tuvimos un dia fenomenal lleno de acción. La nevera llena de pescados y un rato inolvidable con un buen amigo, que mas se puede pedir.

Pargos con sorpresa

Un reto de pesca

Teniamos en contra de nosotros un leve frente que estaba estacionario que no se decidia si bajar o subir y en si estaba haciendo daño con la presion barometrica y el mal tiempo. Estas cosas no nos desanimaron y salimos en busqueda de la especie deseada, el Pargo.

Llegamos al punto de carnada con ideas de llenar el vivero, pero esto no fue tan facil. Marcando en el fishfinder que la carnada estaba dispersa empezamos a tirar la atarraya. En cada tarrayazo saliamos sin nada, y tal parecia que hoy las sardinas se estaban burlando de nosotros. Tira por aqui y por allá encima de la mancha y nada, se acabo eso de tirar un tarrayazo e irnos, hoy no iba a ser asi. Con los brazos tumbados decidimos anclar y engoar. El ballyhoo nos encontro y rapido fueron para el vivero. Cojinuas una a una fueron victimas de la barita, y cuando llego la sardina con dos tarrayazos teniamos mas que suficiente.

Al llegar al pesquero teniamos en mente la pesca pasada de tantos Serruchos y la queriamos duplicar, pero aunque le tiramos con todo tipo de carnada no cooperaron. El pique estaba malo y pensamientos de todos los pronosticos malos pasaron por nuestras mentes. Teniamos un bufet de carnadas y con intenciones de darles buen uso empezamos a planear una nueva estrategia. De pronto, Bam!! Tremenda picada y estoy enganchado a tremendo animal con intenciones malas, pero poco a poco fui recuperando. El avio y mi cintura estaban al partirse pero mis pensamientos de pescar a este trofeo sobre pasaron todo los inconvenientes y le di con todo lo que tenia trabajando al pescado hacia la superficie. Cuando levanto a este animal nos sorprendimos que fuera una Cubera inmensa de 22 libras, nos felicitamos rapidos y con la misma dijimos “empezo la picada” y salimos apurados a tirar el avio otra vez. No pasaron cinco minutos y se pego otro pescado. Para arriba vino una clase de Pargo de como 12 libras, tremendo ejemplar de la especie preferida. Entrando ese en la nevera me pego yo con otro tambien. Pero como tan rapido empezo se termino la picada. Asi fue cuando empezamos a trabajar duro buscando la picada por todos los lados, tirandole con todo los arsenales que teniamos, pero la cosa estaba dificil y no se podia comprar ni una picada.

Dias como estos que quieren derrotarte por fatiga fisica y mental de todo lo que hay que hacer e inventar para encontrar la picada son los que hay que estar positivos y confiar en las habilidades de cada uno. La intensidad y amor a la pesca con cual pescamos sobre pasaron todos esos inconvenientes y triunfamos en un reto dificil.

Nos tiramos fotos con nuestros premios disfrutando el viaje por la bahia. Terminamos con 8 Pargos de hasta 12 libras, 3 Aguajis de hasta 25 libras, una Cubera de 20 libras, 1 cubereta y un pargo sisi, y por ultimo dos Coronados.

 Pargos y Aguajies  3/25/2011

Pesca Regalo de Cumpleaños

Pesca de Macarelas en Marathon

El Flamboyan, señal del Pargo

Como pueden ver el flamboyan esta floreciendo y eso me dice a mi que hay que salir a pescar el Pargo.

Los planes de salir a pescar chernas el domingo cuando abriera la temporada se cambiaron por el mal tiempo que esta pronosticado. El Plan se cambio para hoy viernes que el tiempo iba a estar especial, y teniamos pensado salir a buscar pargos. Por la mañana cuando llegábamos al hierbazal para coger chopitas nos encontramos con sardinas escamudas y despues de unos cuantos tarrayazos teniamos como 5 docenas. Las chopitas estaban muy chiquitas y decidimos no perder mas tiempo y nos fuimos a pescar.
Donde nos queriamos anclar se nos hizo muy dificil y perdimos mucho tiempo, viento del sur este con corriente muy leve hacia el sur era las pesimas condiciones que nos encontramos. Quiere decir que la corriente estaba hacia el ancla cual no es nada bueno. Aparte de la casualidad que habian dos corrientes en la superficie que nos sacaban el barco hacia lo hondo y la otra no los tiraba hacia menos profundidad, fue eso de locura. Estas mismas condiciones estaban al norte y al sur despues de hablar con unos socios que estaban alla afuera. Con todo esto nada picaba, ni abajo ni arriba. Arriba tenia una sardina viva preparada con un alambre y grampin para un serrucho, abajo el avio para el pargo. Despues de unas cuantas horas cambio la corriente al norte y empezo a coger impulso, rapido sacamos el ancla y nos posicionamos bien como queriamos pescar. Cuando el ancla llego a coger bien y apague el motor de pronto empezamos a sentir como una bomba o algo prendiendose y apagandose sonaba ZZZZZ, ZZZZZ, ZZZZZ. Nos preguntabamos que era esto y cuando nos damos cuenta era mi vara con la sardina viva que se me habia olvidado que la tenia afuera y tiene la chicharra rota, pero ahora estaba pegado a tremenda pieza. Tremendas corridas que daba pero directo para abajo y cabeceando bastante, cuando lo pegue nos sorprendimos de ver que era un buen peto cerca de las 20 libras. Para dentro fue y de suerte que no se solto porque estaba enganchado por un pedazo de pellejo en el costado.
Todo empezo a picar con este cambio de corriente y empezamos a sacar pargos y porgys, aparte de un serrucho y otros que nos partieron y nos cortaron. Tan rapido como empezo esta picada tambien paro y recogimos y nos fuimos. En total 4 Pargos de 6 a 10 libras, 3 Porgys con uno de como 8 libras, un serrucho y un peto.
En fin, pescamos con un tiempo riquisimo y quedamos mas que satisfecho con todo lo que nos divertimos. Otra pesca para los libros con mi amigo James que esta hecho una amenaza pescando porgys y pargos.
Por otros reportes que he recibido me parece que nos salvamos esta vez por que la picada a estado mala estos ultimos dias. Si esto es asi con condiciones pesimas, me parece que cuando las condiciones esten optima que el pargo va a reventar.

Renecito el Tiburon 

Como el Pescador despide el año

Macarelas: Pesca de Temporada

Para todo en la vida hay una temporada y cada cosa tiene su tiempo. Eso es muy obvio en las diferentes pescas que vienen y se van con los distintos cambios ambientales. Una de esas pescas es la de la Macarela y es algo que no se deben perder. Esta pesca tambien es especial cuando se disfruta entre familia y es lo que hice al compartir con mi Papa y Raul. Mi Papa fue el que me introdujo a la pesca cuando yo tenia 9 años y es algo que le agradezco mucho. Desde hace mucho tiempo los tres no habiamos pescado juntos y esta pesca iba a ser como los viejos tiempos.

El plan era simple, salir a pescar macarelas donde mismo la pescamos la vez pasada por Marathon en los cayos de la Florida. Llegamos al pesquero a las 9:30 de la mañana con 15 docenas de camarones y 10 paquetes de engodo. Soltamos 2 bolsas de engodo y esperamos, tuvimos que esperar 1 hora para ver la primera Macarela. No falto mucho para recoger y irnos hacia otro lugar pero nos quedamos por que el engodo estaba haciendo su efecto poco a poco atrayendo todo tipo de pez como chopitas, escribano, y cojinuas. Aunque la luna estaba bastante llena y la podiamos ver, la corriente estaba ligera y no fuerte como uno se lo imaginaba. Poco a poco la macarela empezo a picar y se puso a comer bien cerca del bote. La pesca se puso tan buena de tira y saca, y aparte de las macarelas tambien empezamos a enganchar cojinuas y bluefish.

Las macarelas les encanta morder las boyitas pero en la manera que preparamos el avio no perdimos casi nada de avio.El tamaño promedio de la macarela estaba mas chica que la vez pasada y soltamos unas cuantas aunque tenian la medida, empezamos a escoger las mejores ya que nos faltaban 10 pescados para llegar al limite de 45 entre tres pescadores. Estabamos indeciso si nos ibamos o nos quedabamos ya que mayormente estabamos soltando todas las que pescabamos en ese momento. Esa decision nos las ayudo hacer un tiburon como de 7 pies cuando ataco a una macarela que Raul estaba levantando al lado del bote. Despues desesperado ataco a un vivero de malla flotante que usamos para los camarones y lo desbarato dandole bandazos al botecito y mojandonos con tremenda explosion de agua. Los tres ni nos movimos mirando a todo ese espectaculo. Despues en la casa vimos como rayo y rompio el fiberglass de esa banda del bote. Bueno despues de eso el tiburon nunca se fue del area y nada mas pico, ya teniamos 42 macarelas y nos fuimos.

Tuvimos una pesca muy agradable y disfrutamos toda la accion, pero lo mas importante es que hicimos nuevas memorias para siempre recordar los buenos tiempos. Aqui los dejos con las fotos y pronto les tendre un breve video para que oigan como cantaban los frenos del carrete cuando las macarelas hacian las corridas.
 

Neveras Llenas de Pargos, Serruchos y Chernas 4/17/11


Reportes de Pescas 2

Una carnada genial pescando al fondo 5/20/11

Como el pescador despide el año

La despedida del año es una celebracion cual nos inspira hacer algo positivo para bienvenir el año nuevo con los brazos abiertos. Fiestas, resoluciones, y paseos son practicas comunes de fin de año. Para los pescadores las resoluciones tienen que ver con pescar mas, pescar la especie favorita, pescar mas, arreglar el barco, y mencione pescar mas. Pero para llegar a todo eso tambien se debe despedir el año contento de lo vivido. Teniamos todo esto en mente y queriamos cerrar un gran año de buenas pescas con punto de exclamacion.

Dias antes o despues de los frentes frios es la manera de pescar en el invierno. Esta ves el dia que nos toco fue despues del frente, cual es mas riesgoso por las razones que el tiempo puede que no mejore como pronosticado o peor puede que el pescado este todavia sin ganas de comer hasta que se aleje mas el frente. Llegamos a Bug Light antes del amanecer y sacamos la bolsa de engo y le dimos tiempo a que la carnada cogiera confianza. Con unos cuantos tarrayasos teniamos una cantidad y variedad buenisima, sardinas, chopitas y unos machuelos inmensos. La primera especie en mente era el aguaji y cherna, ya que la temporada cerraba en unos dias. La otra especie es una de nuestras favoritas, el Pargo, y cual seria un reto ya que en estos meses no es comun ver pescas de unos cuantos de ellos.

Mirando que el viento estaba del norte noroeste y la corriente del sur nos imaginamos que la corriente iba a estar floja. Al anclar en el primer pesquero vimos que eso mismo estaba pasando y sin buen movimiento de corriente la pesca al fondo no es productiva. Despues de un rato solo teniamos un lindo Serrucho que se pego a media agua.

Entonces decidimos pescar a la deriva y buscar mas movimiento de agua. Como la vez pasada, fuimos a pescar al garete. En busqueda del Pargo soltamos de carnada los machuelos inmensos sin cola y sin cabeza. En la primera pasada enganchamos una buena pieza que nos lleno de alegría cuando vimos que era un buen Pargo.

El viento dominando la posición del barco solo podíamos tener tres varas, dos al fondo y una a media agua, pero fue mas que suficiente. En cada pasada la buena acción nos acompañaba y si no sacábamos un Pargo del fondo sacábamos un Serrucho. En una de esas se formo un lío, la vara de arriba sale mandada con un buen serrucho y el socio suelta su vara de fondo y agarra esta con el pescado, pero inmediatamente la otra vara de fondo se le dobla con un pescado, y ahora agarro yo la vara del serrucho y suelto mi vara de fondo. El serrucho se sabia todos los trucos, le daba vueltas a las líneas de las varas de fondo como si estuviera tejiendo. Y para mas, ahora mi vara de fondo se trabo con algo alla abajo, lo que se formo fue mucho con demasiado. Si hubieran visto eso, eso fue una comedia, pero pudimos desenredar, enbicherar y sacar los dos pescados, un buen serrucho y otro Pargo, festejamos con una buena chocada de manos.

Las doce de la tarde y la nevera estaba lindisima con 4 serruchos y 5 Pargos, y el socio me dice su frase favorita “ya hicimos la pesca”, y lo miro de reojo y le digo que hasta que no pesquemos chernas no se dice esa frase. Ya que cada vez que dice eso, la picada se muere, jajaja.

Nos movimos de lugar cuando la picada mermo, pero encontramos lo que estabamos buscando, accion continua de Chernas. El primer ejemplar me costo trabajo despegarlo del fondo pero al fin llego a la superficie una Cherna roja de 20 libras, que trofeo. Alli le sacamos dos chernas mas y un pargo que se lo ganamos a un tiburon, deja que vean la foto de como le dejo el lomo.

Arbol Flamboyan señal del Pargo

Pargos con sorpresa
El Pargo es una de las especies mas deseadas por todos los pescadores y son trofeos que se exhiben como reconocimiento de una buena pesca. Algunos se pescan por casualidad de vez en cuando y le ponen la tapa al pomo completando la pesca. Pero cuando se dice de salir a estrictamente pescar Pargos se requiere una mentalidad mas de cazador que de pescador. Buscar buenas areas, buscar la corriente, buscar la carnada, la preparacion de avios, y constantemente cambiar e inventar para buscar el pique. Cuando pica, pica bueno, pero si no...puede ser frustrante y te puede derrotar rapido para que cambies de idea y escojas una pesca mas placentera y menos trabajosa como cuando se disfruta la pesca de la rabirrubia con accion constante. Casi nos pasa esto pero pudimos pescar algunas de las especies deseadas y algo mas interesante.
Salimos en busqueda de Pargos, mi Papa, un socio y yo. Esta es una pesca que querian hacer afuera de sus pescas favoritas de rabirrubias. Empezamos a pescar como a las 9 de la mañana, y estuvimos horas sin una picada. Tuvimos contra tiempos con la corriente y tuvimos que movernos bastantes millas para encontrar una corriente que ni estuviera muerta pero tampoco como un rio de rapida. Al llegar a otra area no paso mucho tiempo y sacamos el primer ejemplar chiquito pero de la especie deseada. Asi seguimos y las piezas se ponian mas y mas grandes hasta de 10 libras. Hasta que de pronto a mi Papa se le tira tremendo animal que le dobla la bara completa. Esta batalla fue dificil y larga para los dos involucrados. Poco a poco el pescado fue perdiendo la batalla hasta que al fin vimos lo que era, tremenda Cubera. Ahora estaba en mis manos el destino de lo que pudiera suceder ya que yo estaba cordeliando los ultimos pies de reinal. Todavia batallando duro y metiendo buenas corridas pero al fin la pudimos enbicherar a esta tremenda Cubera de 21 libras. Que sorpresa nos llevamos con este lindo trofeo y mi Papa hasta saltaba de entusiasmo, la risa fue contagiosa en ese momento especial para todos. Este tremendo trofeo de pescado le puso la tapa al pomo mas seis Pargos en total. La pesca estuvo un poco dificil pero la meta se realizo despues de todo, con estos lindos pescados dignos de unas cuantas fotos de memorias inolvidables.

Pesca, regalo de cumpleaños


 ¿Que es lo que hace un fanático de la pesca en su cumpleaños? ¡Pues Pescar!

Y eso mismo es lo que hice. Teníamos en mente una buena pesca a fondo y la noche antes de salir planeamos todas las estrategias. Nos encontró un viento del sureste de como quince nudos acompañado por una tremenda corriente fuerte hacia el norte. Despues de engoar, y engoar, y engoar se aparecieron unos cuantos escribanos, y al fin se asomo el malpica. Pero no se acercaban lo suficiente, y con mucho trabajo pudimos capturar como siete malpicas y una docena de ballyhoos. Teniamos macarelas aparte y íbamos a tener que resolver con eso. Las olas estaban de 2 a 3 pies con algunas de 4 pies muy frecuentes, asi que estaba un poco movido el mar. No me habia dado mucho de cuenta del oleaje hasta en el momento que me di tremenda caida. Fui a poner una vara en el porta vara del techo, y como siempre me subo arriba de una nevera para alcanzar. No se lo que me paso esta vez pero resbale y me caí de cabeza con vara y todo y termine en el otro lado del barco. Que clase de matada me di, Ajajá, ahora me rio por que no me paso nada, ni a mi ni a la vara.

Hacia fondos productivos enfilamos la proa del barco y para allá fuimos. Buscando el pez en la caida del beril. Poco a poco fueron subiendo unos cuantos pargos, pero la picada estaba floja. Cambiando de area unas cuantas veces en busqueda de mejor pique. Ya era por la tarde y el sol nos habia castigado bastante, este intenso calor parece que tambien estaba afectando la picada. Entonces hicimos la ultima movida del dia, antes de llegar a esta area nos motivamos hablando de como ahora si íbamos a encontrar la picada y que íbamos a tirarle con todo, bueno en verdad le íbamos a tirar con las pocas carnadas que nos quedaban.

Con animo de optimismo soltamos las carnadas hacia las profundidades. Unos TUN, TUN fuertes y la vara se dobla, lo que parece ser un buen ejemplar de Pargo venia hacia arriba. Pero a mitad de agua, se solto. No importa, la cosa empezo buena, seguimos con optimismo. La otra vara se dobla, tremenda pieza, pero es un tiburon gata, por ahora seguimos con optimismo. Ay viene otro buen pescado, pero que cosa otro tiburon gata. Sigue la accion, y dos buenos pescados nos ganan y nos parten la pita. La cosa se esta poniendo buena y otro enganche enseguida y este si luce bueno, pero Alabao, una manta sacamos ahora, el optimismo estaba en peligro despues de todo esto. Yo honestamente pensando como iba hacer el reporte, o mejor dicho no mucho de reporte como iban las cosas. El optimismo estaba guindando por un hilito, hasta que cambio todo en minutos. De pronto el socio se enreda con un tremendo animal que no queria subir y empezo una tremenda pelea. Consecuente me dan a mi una picada agresiva y estoy Yo enredado tambien con otra bestia. Los dos gozando de la pelea que teniamos en mano y que estabamos enganchados a la par. El socio sube su pescado primero, una Guasa de como 100 libras con el carrete electrico , “mira para esto” dijo. Yo de reojo admirando aquel mostro, pero no le perdia la concentracion a lo que estaba en la otra punta de mi linea, y segui recuperando cada vez que podia, dandole por lo menos una vuelta al carrete manual. Poco a poco empiezo a ver mi pescado y me gusta lo que estoy viendo, y el socio me decia “se ve media amarilla, esa es otra guasa.” Pero Yo veia otra cosa, algo mucho mejor, y asi lo confirme cuando saque aquel tremendo Aguaji, un ejemplar que peso 37 libras. Nos apuramos con todas las tareas en mano y tiramos otra vez para no perder la picada. Y asi mismo fue, subi otro Aguaji minutos despues de 23 libras.

Nos felicitamos y contentos nos fuimos rumbo a casa, pase un dia de cumple años haciendo lo que mas me gusta, Pescar.

Fue una carnada genial 

La bara se doblo completa y el carrete electrico empieza a ceder con el poder de este tremendo animal que esta pegado. Se formo el corre corre, “apurate y vira los motores que la linea va a rozar en las propelas!” “! Que mostro esto debe ser un tiburon inmenso!”, “No esto es otra cosa esta cabeceando mucho!” eran las frases que se oían. Le metio el freno completo y poco a poco iba recuperando, pero el carrete electrico no pudo mas y tuvo que darle a la palanca a mano hasta llegar al plomo. Pero ya estaba vencida y fue un trabajo mas de delicadez que de fuerza para que la linea de 100 libras no se partiera con todo ese peso. Cuando la pegamos al barco vimos bien que era una guasa enorme y con dos bicheros por la boca la llegamos a levantar despues de tratar unas cuantas veces. Nos felicitamos y nos tiramos fotos rapido ya que teniamos ahora que ayudarla a bajar por estar tan inflada. Despues de hacerle el orificio, el aire le empezo a salir y la ayude aprentandola y mas aire salia. Entonces fue a la una, a las dos y a las tressss, para el agua y se fue hacia las profundidades. Ese cuento es parte de la pesca que hicimos por la noche que incluye dos Jocu de 11 y 12 libras, dos cuberetas, 3 Pargos grandes cual uno de ellos era como de 15 libras, y tres morenas que enganchamos que de casualidad cuando cortabamos el nylon se cayeron para atras del bracket de los motores y ay se quedaron por que quien va a sacar a esos bichos vivo y revoleteando. También pescamos unos cuantos chicharros y nos fuimos a dormir para descansar y empezar fresco. El amanecer llego y salimos para afuera en búsqueda de mas ejemplares. Usando los chicharros vivos y fresco recibíamos picadas y perdimos unas cuantas buenas piezas que nos partieron, pero no teniamos tanto resultado. Pero la picada se puso buena y constante cuando hicimos un cambio genial. Se acuerdan de aquellas tres morenas que teniamos, las empezamos a usar de carnada. Y nada mas que baja, pacata! tremendo Pargo se saca. Estabamos muertos de las risas por el resultado de esta carnada. Y para abajo manda otro pedazo y BAM! tremenda pelea con un Aguaji de 15 libras. Tan rapido como ese Aguaji callo en el piso, tiro yo mi pedazo de morena, y racata, ahora estoy yo enganchado a tremenda pieza. Otro Aguaji y de alrededor de 25 libras, ahora si estamos disfrutando algo genial. Y poco a poco buenos ejemplares de Pargos tambien encontraron el hielo frio de nuestra nevera. Mientras todo esto estaba pasando un socio de nosotros estaba al lado y no podia ni comprar una picada, se re-anclo como dos veces para caer mas pegado, tirando todo igual y con tremendas carnadas vivas de sardinas y chicharro, pero nada. Bueno todo termino que le intercambiamos mitad de una morena por unos cuantos chicharros vivos para que disfrutara del buen resultado que esta carnada nos dio a nosotros. El viento estaba del este todo el tiempo y la corriente estaba muerta y en algunos momentos estaba hacia el sur. Por la corriente estar tan mala tuvimos muchos pero muchos enredos y perdimos demasiado tiempo con todo el avio, fue frustrante. Tan frustrante que me tuve que reir en una de las veces cuando despues de picar todo, empiezo a preparar otra vez, anzuelo, reinal, y puse la carnada. Yo dije bueno ya por lo menos empiezo fresco con avio nuevo y aqui va esto, pero yo veo cuando lo tiro que sigue, y sigue y sigue por el aire la carnada con la linea como si fuera un homerun. Hasta que me doy cuenta que prepare todo pero no lo amarre al quita vuelta de la vara. Como decia tres patines “que cosa mas grande la Vida” .....

...Asi es la pesca, uno nunca sabe con exactitud cual es el mejor dia, la mejor carnada, el mejor lugar. La moraleja es que ay que estar abierto a todo lo que se presente en nuestros caminos y simplemente inventar, y con lo que se tiene salir a pescar.

Que disfruten de esta pesca e informacion.

Pesca de Macarelas en Marathon

Mi amigo Raul tenia ganas de pescar y probar su nuevo barco y decidimos bautizarlo con una pesquita de macarelas. Como de costumbre con nosotros fue Geraldo, otro gran amigo y parte del grupito de pesca. La noche anterior prepare el avio y mi hijo entraba y salia de mi cuarto interrogandome acerca de la pesca. Cuando estabamos cenando fue cuando me di cuenta que el estaba loco por ir a pescar y decidi llevarlo, ya que nosotros dos hacia tiempo que no compartiamos una pesquita. Por la mañana enganchamos el trailer y salimos hacia Marathon con el barco cargado con todo lo que necesitabamos para hacer una buena pesca, incluyendo una nevera llena de hielo, 14 cajas de engo y 20 docenas de camarones.
Empezamos a tantear como a 5 millas afuera en la bahia de la Florida pero el engodo se iba hacia abajo por que no habia corriente. Una hora despues salimos a buscar mas profundidad como a 8 millas de la costa. Buscamos fondos que esten cubiertos de hierba y al llegar esta vez dimos unas cuantas vueltas con la bolsa de engo regando por el area para atraer al pescado. Media hora despues empezamos a pescar Macarelas chiquitas y las soltamos aunque tenian la medida, ya que teniamos intenciones de pescar ejemplares muchos mas grandes. Moviamos las dos bolsas de engodo para que saliera bastante y lanzabamos pedazos de machuelos para activar la picada. Las boyitas con camarones vivos solo pescaban chopitas, ladyfish y cojinuas, y tuvimos que adaptar otras tecnicas cuando vimos que lo normal no trabajaba. Saque una cuchara y empecé la mision de buscar la picada con el tira y recoge. BAM, tremendo halon que me dieron y se engancho un lindo ejemplar, tan rapido que la meti para adentro, tire y de nuevo lo mismo. “caballeros la cosa es con cuchara ahora” dije Yo, y todos se pusieron a cambiar los avios. Mi hijo rapido engancha y saca otra, ahora si encontramos algo que esta dando fruto y Raul y Geraldo entran en accion llenando mas la nevera. Pero la picada paro y la escuelita que habiamos encontrado estaban ahora en la nevera y teniamos solo 12 a las 12PM.
La picada estaba floja de como normalmente esta, eramos cuatro y todavia no teniamos ni el limite de una persona, pero teniamos planes de llevarnos mucho mas. Que va, hay que moverse otra vez y buscar mas lejos, y nos fuimos hacia una zona que es especial para la Macarela mucho mas lejos. Pero el especial que nos sirvieron fue un plato vacio sin corriente y sin macarela . Las horas pasaban y la pesca no lucia que se iba a desarrollar. Hubo que volver al pesquero donde pescamos las unicas macarelas que teniamos y entonces tirarle con todo, esta iba a ser la ultima oportunidad. El engodo estaba saliendo masivo con dos bloques en cada bolsa y los trozos de machuelos los tirabamos con esperanza que atrajera algo bueno. Las cucharas empezaron a dar buen resultado otra vez, pero con tanta hierba flotando se hacia bien dificil. Todos teniamos un avio diferente para buscar la picada con diferentes carnadas, anzuelos grampin, anzuelos circulares, floro carbono directo, todo para ver cual iba a funcionar mejor.
A Geraldo le empiezan a picar seguido y finalmente engancha la mas grande del dia. Seguido vuelve a repetir con otra de buen tamaño y me doy cuenta que el flotante de el estaba mas arriba que los demas y el grampin estaba enganchando las macarelas por el lomo. Rapido cambio mi avio y le pongo un alambre de 4 pies con un grampin y un pedazo de cojinua colgando de una bollita. Zzzzzzzziiiiiiiii sonaba el carrete de una buena corrida y despues de una rica pelea entro una buena pieza. La picada la encontramos a media agua con pedazos de cojinua de carnada, y lo mas bonito es que todas venian robada por el grampin. Ahora habiamos dado con lo que producia picadas en ese momento, y rapido Raul y mi hijo empiezan a disfrutar de la buena accion tambien. Poco a poco llenamos mas la nevera por la simple razon que no nos vencimos tratando diferentes ideas. La pasamos de lo mejor con buena compañia, el tiempo agradable y disfrutamos de todas las amenidades de la nueva embarcación. Todos nos sorprendimos al final cuando nos dimos cuenta que teniamos mas de lo que pensabamos, aunque tomo muchas horas le sacamos buen provecho.
La picada y el tamaño de la Macarela mejorara mientras mas se establezca la temporada de invierno, lo bueno es que ya sabemos que estan entrando y empezando la congregacion anual. Les recomiendo esta pesca, es bien divertida y la bahia al estar calmada se disfruta mas.

Neveras llenas de Pargos, Serruchos y Meros

Deseabamos pescar Serruchos y Pargos de noche y fuimos hacia un area donde antes por la noche he pescado Serruchos de buenos tamaños.

Todo empezo buscando carnada viva por la tarde y la idea era de llenar el vivero. Encontramos la escuela de sardinas y con tres buenos tarrayazos el vivero se desbordaba porque no le cabía ni una mas. Aparte de esa carnada llevábamos calamar, bonito, malpica, y macarela para darles de cualquier sabor que quisieran.

Empezamos con los avios del fondo para buscar la picada. Tambien soltamos dos avios preparados para el Serrucho y empezamos a engoar con el bloque de engodo. Atras se veian unos peces saltando y nos dimos cuenta que era una especie de tunas. Empezamos a engoar con sardina viva y trozos de sardina para ver si la podiamos atraer. No paso mucho tiempo y una vara en la superficie con sardina viva se dobla con el primer pescado, un atun de aleta negra. Despues se tira la otra vara pero este pez lo perdimos cuando al ver el barco dio una tremenda fusilada y partio la linea. Concentramos los esfuerzos en pescar carnadas vivas al vuelo y la accion no tenia cuando cesar, con unos tremendos Serruchos que engoamos con carnada viva por la noche. Ejemplares de 20 a 40 libras batallamos y enbicheramos, aparte de los 9 que se nos fueron despues de largas batallas. Trato de ser humilde cuando hablo de cuanto pesan los pescados, pero mirando bien las fotos hay algunos que pueden tener 45 libras. Hubo uno que estaba batallando y cada vez que se pegaba al barco y nos veia daba unos tremendos colazos salpicando agua y no se dejaba pegar lo suficiente para meterle el garfio, este tenia facil 50 libras y partio el alambre a solo 5 pies del bichero. En total sacamos 7 buenas piezas, pero la picada mermo y nos pudimos concentrar mas en el fondo. En fin el pargo sanjuanero no pico pero especies de su familia si cooperaron un poco, como buenas cuberetas.
En una de esas el socio estaba fajado duro en el fondo y pudo sacar al pescado despues que se le habia medio enredado en un coral. Cuando lo tire en el piso a los dos se nos abrieron los ojos mirando a este lindo pescado amarillo de tremendo tamaño, Al investigar veo que no solo yo tenia la cara palida pero que tambien este pescado tenia una marca blanca palida en forma de un triangulo en su cara cual lo diferencia del cajil, "esto es un jocu", grite yo con alivio. Para que entiendan mejor todo esta anécdota, les explicare que por dicha yo tengo el record mundial del cajil mas grande que se a pescado en el mundo, cual es de 13 libras, un ejemplar magistral que pesque hace 15 años y todavia el record esta vigente, por eso sale mi sobrenombre del Cajil. Despues de este susto y risas con toda esa accion decidimos dormirnos y esperar al amanecer para tratar de buscar al pargo.

Por la mañana empezamos con los Pargos con uno a uno, y poco a poco la especie preferida rellenaba las otras neveras. Unos buenos Aguajis de 15 a 25 libras tambien nos dieron buenas peleas pero nos fuimos de ese lugar en busqueda de mas Pargos. En el ultimo lugar con tremenda corriente encontramos otra vez al Pargo y rematamos la pesca. En total ya teniamos como 12 Pargos y contentos nos felicitamos chocando las palmas por la pesca que habiamos hecho y nos fuimos. Al regresar disfrutamos navegando por el mar casi un plato y con una brisa refrescante, con actitud de conquista y satisfaccion por la pesca que habiamos logrado.

Un reto de pesca 5/7/11

Macarelas: Pesca de Temporada